¿Miedo al dentista? ¡Supéralo!

protesis dentales coslada

¿Miedo al dentista? ¡Supéralo!

Cuando toca visitar la consulta del dentista, por ejemplo para someterse a un tratamiento de prótesis dentales en Coslada, se puede sentir cierto grado de ansiedad. En otro post del blog hablábamos de los niños, pero es algo que también puede afectar a los adultos. ¿Cómo superarlo? 

La sala de dentista puede generar intranquilidad por varios motivos. Por ejemplo: 

  • Creer que la anestesia local no va a hacer efecto o que va a ser insuficiente. 
  • Sospechar que el odontólogo no va a alcanzar a entender el miedo que sentimos  y que no será cuidadoso ni comprensivo. 
  • Tener la certeza de que se sentirá dolor.
  • Pensar en experiencias negativas anteriores, incluso ajenas. 

Si no se ataja, la ansiedad puede derivar en problemas que afecten a la salud bucodental ya que algunas personas pueden evitar la consulta por miedo y prescindir de las visitas anuales de rigor para comprobar que todo esté en orden. 

En la Clínica Dental Dominguez Cañaveras creemos firmemente que una buena comunicación con el dentista ayudará a calmar la ansiedad. Por ejemplo, en el curso del tratamiento, el paciente se puede comunicar con el dentista mediante gestos. El equipo auxiliar explicará de qué modo hacerlo. Si se siente molesto, lo indicará para poder valorar la posibilidad de detener el procedimiento si es posible. 

Es importante, si alguien se siente nervioso, que se lo comente al dentista antes de comenzar para poder adaptar el tratamiento a sus necesidades. Otro consejo es respirar de forma regular y pausada durante el tratamiento. Cuando estamos nerviosos, solemos contener la respiración, bajando los niveles de oxígeno y aumentando por ende la sensación de pánico. Es recomendable no tomar café ni bebidas estimulantes antes de venir a consulta. Además, puede ser aconsejable fijar la cita para un día y horario en que no se tenga prisa y se pueda uno relajar sin condicionantes externos. 

Además, si elegimos un dentista recomendado por alguien de confianza, esto nos dará tranquilidad y la ansiedad disminuirá. En último lugar, pedir información de antemano acerca del tratamiento puede ayudarnos a resolver dudas y frenar el miedo. Conocer los detalles del procedimiento a seguir por el odontólogo nos permitirá ir a la cita más relajados y con la certeza de que estamos en buenas manos. 

No Comments

Post A Comment